jueves, 27 de junio de 2013

Altas temperaturas alteran a mascotas, advierten



La ola cálida que azota esta ciudad fronteriza con temperaturas que oscilan entre los 38 y 40 grados centígrados propicia alteraciones en algunos animales como perros y gatos, por lo que el número de agresiones a personas que transitan o conviven con ellos se incrementa.



El titular del centro antirrábico de la cuarta jurisdicción sanitaria, Adán Reyes Guerrero reconoció que las altas temperaturas que se registran en esta zona propician una serie de enfermedades en los perros entre las que destacan la sarna, roña, plaga de garrapatas entre las más comunes y que van esparciendo por donde pasan.

Señaló que mediante la Norma 042 se establecen sanciones económicas y los cargos de atención médica que requiera la persona agredida, aunado a una multa a los propietarios de los animales agresores por tenerlos fuera de la casa y descuidados.

"Es en la temporada de calor cuando se incrementa el número de agresiones de canes y gatos, debido a que se vuelven más susceptibles; además que los dejan fuera del hogar y se reúnen con otros por lo que pueden llegar a atacar a las personas que transitan cerca de ellos", dijo.

Refirió que aquellas personas que son agredidas o mordidas por perros o gatos deben lavarse inmediatamente con agua y jabón durante 15 minutos por lo menos, además de acudir al médico para una valoración de la persona y del domicilio donde radica el animal agresor.

Explicó que cuando una persona es agredida por un animal rabioso o sospechoso, las heridas no deben suturarse antes de 72 horas, a menos que se haya aplicado un medicamento especial antirrábico.

Agregó que una mujer embarazada expuesta al virus debe recibir tratamiento antirrábico sin importar el tiempo de evolución del embarazo.

Dijo que en esta ciudad fronteriza no se han registrado casos de rabia desde hace más de 20 años, gracias a las campañas de vacunación canina que anualmente realiza el sector salud.

Por ello, exhorto a la población en general a extremar los cuidados con sus mascotas además de atenderlas clínicamente para evitar que padezcan enfermedades o parásitos.

Finalmente, recomendó incrementar el número de baños a los canes a fin de que las altas temperaturas no los alteren además de evitar dejarlos deambular libremente por la vía pública para evitar que agredan a transeúntes o a los mismos propietarios.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada